.las horas matan y luego mueren.

Dieciséis

Frentes anchas
Mente que estrecha
Arroja confites dentro
Por puro disgusto,  como si nada.
Cobardía  de los valientes
Condena de genialidad

¿Qué  cosa podría hacer al mundo
más  soportable?

(¿Y dónde  estás vos
Y dónde  estoy yo? )

Ojo sin blindaje
alerta doradamente abierto.

Y ya pediría ignorarlo

No hay comentarios:

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos