.las horas matan y luego mueren.

los quince primeros
días
contame cómo estuviste.

(a que no podés)


*

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cargando al hombro a un elefante que se perdió, hace años.

teleoalreves dijo...

pobre cuerpo.
el alma cobarde soporta lo indecible.
a veces
creo.

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos