.las horas matan y luego mueren.

apreciar
lo que hay
que vuelva
el peso y la dimensión
ni valorar
lo que falta
hacer foco en el corazón
si cabe
si no hay
corázone el ojo de las cosas.
verso beso bebo luz
en la prisión del pecho


ranura magnética






-básicamente me importa un carajo-

es terrible de cierto


*




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre falta. Somos seres propulsados por la carencia.

¿Un carajo? Hasta donde se uno no habla de lo que no le importa. Si habla, si lo señala, le importa.

teleoalreves dijo...

un carajo ponéle.
en definitiva es sólo blah . y mental.
ni siquiera físico.


*


al cuerpo te lo debo.

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos