.las horas matan y luego mueren.

meditar lo







.

quiero para tus noches toda la felicidad de los días.
quiero para tus días los caminos llenos de sol y sabores claros.
quiero para tus sueños rincones de juego,donde ya no existan más protagonistas
que tu voz invisible.
quiero para tu vida rutas sin kilómetros, senderos de ríos, las letras claras,
el corazón abierto, las luces dentro de las ventanas y corriendo por tus huesos.
no ves? no soy sólo más que esto; una hormiga empecinada, que algunas pocas noches cree oírte en medio de tanto ruido y demasiadas implosiones.
la oportunidad que nos fue dada ya no nos pertenece. nos la arrebató el viento.
o cualquier otro axioma, en los que rara vez creo.
sí creo aún, desde la serenidad que jamás antes tuve, que el hilo que alguna vez nos cruzó en esta existencia quedó trunco, y aunque nadie pueda predecir el mañana, todo lo que existe, siempre, es el hoy.
que salgas a celebrar, que te llores hasta la médula, que goces con el calor y con el frío; estaciones necesarias.
que en tu cabeza ya no haya vendavales ni enredaderas oscuras; que te bucees por dentro, 
que tu vida sea tu obra, no la de un tercero. que puedas elegir tus caminos. que no los abandones. 
que puedas comprender. 
que no sientas que debas defenderte de todo lo que se mueve, de todo lo que crece,
 de todo lo que muere.




√erónica*


16-7-11

No hay comentarios:

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos