.las horas matan y luego mueren.

intento alejarme de la asfixia
que me produce inhalar tu nombre
en el fluído sanguinoliento.
Espátulas con mi sexo
te llaman a gritos
porque la luna
está ahora
a
punto
de
prender un remolino
de

fuego.






mátame






-a h o r a-

a cualquier hora fuera de los mapas y los invertebrados de metal
que me llevarán sentada
hasta tus brazos.

ya no queda vuelta.
ya lo ocupas todo.

(prometo no prometer volver a decirlo)









6 comentarios:

Îgnax dijo...

   La luna ya volvió a levantar la guardia. Va a golpear otra vez. Como siempre. Certera y perfecta.

Pamela Bram dijo...

Mientras sigas siendo Cíclope... las promesas caerán como almohadones sobre tus labios.

JuanKlee dijo...

V*ida misma:

Cómo hace un muerto viviente para matar a la vida misma?

Muerto viviente.

seleccionaleatoria dijo...

(el amor es un asesinato a cualquier hora)

F. Nigthshade dijo...

"te esperé
mascando a Dylan Thomas
naufragando en las sábanas que
se secaban degeneradamente rápido.


te esperé,
yo que jamás supe hacerlo
e
imaginé que un trozo de tu labio
se fundía en mi retina sorda.


-debo ponerme de pie-




y vomitar este refusilo que llevo dentro."



:::

te encontré y estoy tan sorprendida
que no puedo decir nada -más-

muteglam dijo...

cuatro hojas no alcanzan para escribirte esa palabra que me diò
tu reflejo ese dia.


te elijo besos
de entre los mas seleccionados
y los hago pasar por esta pantalla
para que los toques miradas.

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos