.las horas matan y luego mueren.




la noche se te descose en el pantalón,
sucia y triste marioneta reflexiva.
cuando destejo el roce de vidrios y escupo tu nombre a la pared, cuando el cierre te parte tu parte corta,
relleno de misterios y sabihondas presunciones.
hasta puedo imaginar el pulso de tus gestos.
maniatado e impotente.
esquizoide disfrazado de trémulo sensible.
voyeur relleno de semen que mira cielos inventados.

¿olés?

grito esta canción que jamás construí en tu honor
mientras confecciono



para mi matriz








un reflejo nuevo.














aún me dura la risa en la sien.























2 comentarios:

Îgnax dijo...

    ¿...o es que acaso hay cielos reales?

    Demoledor.

diego dijo...

Ay ay ay, cuánto veneno!

De hecho, y acá voy a hacer un paréntesis, me viene a la mente, cuando encontré tu mail en una página, que no sabía de quién era, creo que lo primero que leí fue algo parecido a veneno (en realidad era venoonan, pero creo que esa vez lo leí mal y me llamó la atención, y por eso lo agregue al MSN). Extraño.

Volviendo a la normalidad:

Si hay algún significado que vaya más allá de justificar las palabras como un delirio, me encantaría saberlo, porque esto es lo más real de todo lo que escribiste, en mi opinión, pero no sé si estamos hablando de lo mismo. Me pregunto si serán las confusiones propias de las experiencias sexuales infantiles (con papá, 100% acción gay, diríamos? Y acá podría hacer otro paréntesis y remontarme a agosto) que convierten a las personas en muñecas inflables, totalmente maniatadas y rellenas de misterios (ambas apreciaciones me llegaron al corazón) o si será, solamente, un delirio.

Juzgando por la foto, debe de ser esto último.

Otro tema.

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos