.las horas matan y luego mueren.


Mucho no se


Que pensar acomodar o sentir.
Cada acumulación de horas siento más sólido y errante el rumbo, hacia infierno o felicidad .
Como resistirme a la velocidad? Como obrar finalmente sin vertidos vestidos vértigos apurados.
Leo pero acá todas las mieles son de implosionar.
Voy viendo quien soy, a cada paso frente a quien me encuentra.

Voy a dedicarme al realismo suficiente, ese que no te hace carecer de conciencia mínima de realidad.
Voy a ver si dejo que sea. Si es que preciso esto que sucede y alimento.


Masaje asfixia renglón de primavera. 

No me río con vos ni de vos. No arrancaba.



No hay comentarios:

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos