.las horas matan y luego mueren.

es tan tarde
tan temprano
que no sé ni cómo
habitarme el cuerpo.




("nunca me entero y ahora lo entiendo
y sólo puedo decir cuánto lo siento")



*




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Consideraba a la luz como un objeto y por este motivo procuraba que los veladores y lámparas no tuvieran la suficiente fuerza para barrer completamente a las sombras. "Tenues y solitarias. Como estrellas.", decía. "La única fuente autorizada a desnudar los objetos es el sol y esto solo le es permitido porque recorta, delimita y nos ofrece la noche".
Así vivía. Mientras el resto caminaba sobre el cemento o se recostaba en colchones, ella flotaba por el espacio entre soles y los apagaba con un clic.

Veronica Noonan dijo...

casemonos

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos