.las horas matan y luego mueren.

Le

Todo  el poder  transmutandose
Sin dudas ni deudas
Extraña  compensación
sentir nos
Extranjeros en la propia vereda.
pocos.

(No es un don.  Es una especie de castigo prueba ardor error vuelta  olvido cimbronazo respirado)

eso que somos.
H o y


1 comentario:

Anónimo dijo...

Como toda mujer, podía decir más con sus piernas que con una sonrisa. Y es por eso que usaba polleras. Nunca un pantalón. Para expresarse con absoluta libertad.

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos