.las horas matan y luego mueren.

Hice lo mejor que pude.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Las palabras son ladridos, aullidos, son ruidos que drena la garganta.

Las palabras son sonidos densos y aplastados en trazos sobre un papel.

Las palabras son penas, felicidades, dolores, placeres, emociones.

No hacen años, hay hoy y poco más.
Las palabras son nada.

Y así andamos. Sordos y perdidos en la oscuridad golpeando el cristal que forma el aire, intentando encontrarnos, o al menos encontrar a alguien.

teleoalreves dijo...

y sí. todo eso, sí.

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos