.las horas matan y luego mueren.

Soñé con mi muerte
los recuerdos
Póstumos variables
de todos los demás 



2 comentarios:

Anónimo dijo...

La muerte nos sueña.
Sufre pesadillas.
Todas las almas que debe amalgamar.
La muerte no es nadie, y es todo lo que dejamos de ser.
Si se librara de nuestor destino, se volvería nada.
Cuando haya absorvido todas las almas, dejará de existir.

teleoalreves dijo...

absorber es un verbo divino.
capaz tu supuesto se cumpla.
quién lo sabe?


todo habremos de cesar la existencia.
sooner or later.
anyway



*

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos