.las horas matan y luego mueren.

Concordia. Concordar.

Qué se yo chicos, es rara.
Esta aventura a prueba de brújula entre medio de corazón y mente.  Raro necesario.
Qué se yo si estoy entre los ríos ys sin conocerla me parece casi mío.
Viernes de las intensidades turbio inertes.
Luminosas porque sí.
Encontrarse luego de mucho al gemelo de siempre, que por ósmosis puede entrar -literalmente- en mis estados. Mutuo.
Aún allí la Micronesia donde todo se desconecta para descansar la intesindad.
Y resulta asombrosamente, comprensible.

No hay comentarios:

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos