.las horas matan y luego mueren.





lo hacíamos en el baño - aeropuerto
en el rincón de un auto sin reveses

lo hacíamos bajo la humedad de las nubes
que inundan tus ventanas porfiadas

en la mesa

bajo el líquido
que nos convertía en nadadores vírgenes.


reunidos y rehechos
sin balas
sin horrores en la lengua


lo hacíamos
lo hacemos



(eso soñé anoche)

__________________________


al fin de cuentas este
es un diario



:
-pensé esta mañana al enredarme
en tu/mi agua-




13 comentarios:

seleccionaleatoria dijo...

(los líquidos se enredan como el agua y el aceite...batiendo)

JuanKlee dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JuanKlee dijo...

Meteorología novembrina:


Se esperan tormentas y lluvias de fuego y agua prologandas. Fénómeno nunca antes visto en tales coordenadas. Los investigadores lanzan teorías.

Turbulencia aérea incontrolable.

Nubes hirvientes y vidrios empañados.

Aguas extra-purificadas por peces brillantes.

Escasez alarmante de munición

Asepsia bucal.



(eso sé hoy)

al fin de cuentas esto es un Diario.

Diario de lectura inversa dijo...

qué habrás suprimido




miJ?

Pamela Bram dijo...

.



también soñé... con aeropuertos

también desperté... hundida en su boca


en sus paracaídas








te dejo un abrazo y un cariño que se enrede en tus encajes






.

posmonauta dijo...

lo hacíamos.

posmonauta dijo...

como pedazos de noche.

Îgnax dijo...

   Pero qué lindas cosas que usted ha venido escribiendo. Che.

descaloXica dijo...

Yo también sobreviví, a las autopistas.

rub. dijo...

no pensaste mal al alba
yo ayer pense lo mismo entrada la mañana pero luego cai en la realidad de viajar a mi trabajo y no saberme alli

un abrazo fuerte

Brusalinas dijo...

el imperio de los sentidos
hace a doce voces gritar lo mismo

su curso ,
sin desiertos ,
llena mi nombre de momentos
que inhalo

subrayè unas palabras
para que las invierta
pensè en los breviarios
y tal vez en un berso de amianto.


besos

nena te espera dijo...

No sabría con que pedazo de vos quedarme. juro que no sabría.

El Dueño de sus Cajones dijo...

tan sexy y tan bello que hasta acá escuché tus latidos.

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos