.las horas matan y luego mueren.





desatar las palabras
que
inflaman nudos acorazados
en medio de la vértebra
paralítica.


.ser sin agua.
días con filtro y olor a pelo vivo

rituales que el ser olvida:
reír con cada centímetro de muela


hasta
que se destornilla
lo negro.



y dormir
llenos de silencio
beber pasto


y cantarle a la estrella
que
nos trae de vuelta.




- y dejar de creer que la vida es tan difícil -










en la foto: anartista con jeans y cara al sol
y yo, rayada de felicidad.




*





12 comentarios:

El Dueño de sus Cajones dijo...

y dejar que la tierra nos ame, para devolverle mañana con nuestra uniòn a ella tanto amor entregado.

llegò dentro de mi y no saldrà jamàs.
Tu texto ya está en mi cajòn.

besos y saludos a anartista.

descaloXica dijo...

y entonces
empezar
a creer
que la vida
es un juego
bonito

**
un abrazo

seleccionaleatoria dijo...

(hay que comerse el pasto a besos)

jose dijo...

lo haré

www.fotolog.com/pekitodromo dijo...

Siempre
la tierra
está ahí
para abrazarnos

asumir eso
es asumir
que no estamos
tan solos
cuando lo estamos.



la estrella que te trae de vuelta es la estrella viajera, que proteje a cada ser, que con la excusa del movimiento está buscandose a sí mismo.



te quiero nena, te quiero feliz.

beso para vos, andrea y para sus almitas de césped.

JuanKlee dijo...

letras en coche
rotas sus cadenas.

renovar
renacer
subir
escalar

con los rituales de hierba y los biberones de adulto. La maravilla de simplemente ser.

JuanKlee dijo...

y en el siete

te firma

otro creyente


renovado.

Pol dijo...

Vivir es tan simple pero uno lo hace tan difícil...

saru 猿 dijo...

volver a encontrar la risa detrás de la bruma de un corazón que se evapora en tardes turbias

palabras espejo las tuyas

saludos

Anartista dijo...

EnBuenaHora
aprendemos a transcurrir de un segundo al siguiente , nada menos que respirando la vida.

!!

te A.

singular dijo...

dejar de.
creer
pensar
sentir
y respirar

el aire que sabe a dificultad.

24 de Enero dijo...

R-E-L-A-J-O

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos