.las horas matan y luego mueren.





digo manzanilla
leche


tendones con dedos atornillados
-centro de corpórea irrealidad-

masticando
cables
y mentes inalámbricas.




pausa






hundida en niebla de medias llenas de suelos
y
regiones salvajes.




atascar el vidriado instante
donde mis ojos
quedan raídos
con

mercurio acuoso
y dobleces
de papel arroz.







-tiro esta carta al viento-







3 comentarios:

seleccionaleatoria dijo...

(que el viento hable, entonces)

JuanKlee dijo...

y sopla al norte.

eso me dice esta mente sin cables que necesita de ellos para respirar un poco.

juan corcione dijo...

yo cada vez me quedo sin palabras ante ti, estamos en nuestra etapa muda, te pienso, te pienso!

Lord Byron

INVERSA

exorcismos sencillitos